Viña Del Mar a los pies de Carlos Vives

Aquí le entregaron la primera Gaviota, la de Plata; pero Vives agradecido se la obsequió a Tomás Acle, de 20 años, un joven muy especial (con síndrome de down)

0
196

Esté sábado 24 de febrero a las 10:30 de la noche, hora chilena, el escenario más temido de Latinoamérica, La Quinta de Vergara, retumbó con la salida de la estrella colombiana Carlos Vives, quien luego de cuatro años regresó al Festival de Viña del Mar en Chile, ésta vez cargado de sorpresas, de esas que tiene acostumbrado a su público; él logró reunir a sus amigos de la música y los acercó a un público fiel y a otro que conquistó con su energía y carisma único.

La fiesta vallenata del rock de su pueblo se hizo sentir con cada canción de las 16 que interpretó en la hora y 45 minutos de show. Un repertorio de éxitos que fueron desde “Pa mayte”,”Carito”, “Fruta fresca” hasta recientes como “El mar de sus ojos” donde hizo su aparición la agrupación del pacífico colombiano Chocquibtown.

Pero la noche prometía más, y para “Al filo de tu amor” llegó Wisin, con quien también cantó “Nota de amor”. Aquí le entregaron la primera Gaviota, la de Plata; pero Vives agradecido se la obsequió a Tomás Acle, de 20 años, un joven muy especial (con síndrome de down) que conoció como parte de una sorpresa de cumpleaños hace unos meses.

Luego presentó oficialmente canciones de su más reciente trabajo discográfico “Vives” como “Hoy tengo tiempo”, “Nuestro secreto”, “La Bicicleta” y “Robarte un beso” y en esté tema, hizo su aparición Sebastián Yatra, aquí los más de 15 mil asistentes comenzaron a gritar “Gaviota de Oro” y así se le hizo entrega del más grande reconocimiento que da la fanaticada.

El cierre igual de emocionante que todo el espectáculo. Sus invitados, sus amigos, salieron para cantar todos a una sola voz “La tierra del olvido”, demostrando unidad, colombianidad y respeto por cada región de Latinoamérica.