Trending Tropics junto a iLe presentan el video de “El Futuro Ya Pasó”

0
43

“El Futuro Ya Pasó” ft. ILe, hace parte del álbum Trending Tropics que fue lanzado en octubre del 2018. Hoy, lanzan el video oficial de la canción, donde Visitante e ILE de Calle 13 unen fuerzas para contar una historia futurista con aires cyberpunk, acerca de la vida en el mundo digital.

El videoclip, con tintes sci fi y retro futuristas, cuenta la historia de Data, un adolescente coreano que vive encerrado dentro de su habitación y lleva una vida social con un grupo de amigos a través de un «avatar» (alguien que sale a la calle en su lugar con un casco, una pantalla, y su rostro proyectado). De esta forma, Data lleva adelante la vida que no se anima a vivir: sale de compras, se divierte con su pandilla, canta en karaokes y hasta se enamora, sin sospechar que esta vida virtual y en apariencia segura puede tener consecuencias mortales para él.

Fue filmado en Buenos Aires, Argentina, aunque la historia no transcurre en ningún lugar concreto, sino mas bien en una ciudad atemporal con rastros cyberpunk en donde conviven distintas épocas y culturas, quizás sirviendo como otra metáfora sobre el mundo digital.

La idea está inspirada en un fenómeno real que ocurre en Japón, conocido como «Hikikomori» en donde cada vez mas personas (jóvenes y adultos) deciden dejar de vincularse físicamente con la sociedad para vivir encerrados dentro de sus casas.

Según Niko Sedano, el director del video, la historia es una metáfora acerca de una realidad que afecta a toda la sociedad en distintos grados: «Creemos que por movernos en un mundo digital nos vinculamos con otras personas de forma segura y que podemos escapar de un asunto eliminando una app, pero lo cierto es que los vínculos virtuales son muy reales y pueden afectar igual o peor nuestras vidas».

Eduardo Cabra (Visitante) viajó especialmente para la filmación, participó de todos los procesos creativos y tiene un cameo en el video; mientras que ILE (Ileana Cabra) canta y narra la historia desde las pantallas del karaoke, dándole forma a un film con un montaje frenético, un concepto fuerte y una estética fuera de lo común.