Solución definitiva para la vía Bogotá - Villavicencio tardará 18 meses
Solución definitiva para la vía Bogotá - Villavicencio tardará 18 meses

La ministra de Transporte, Ángela María Orozco, advirtió que la solución definitiva para los inconvenientes de la vía Bogotá – Villavicencio, tardará por lo menos 18 meses en ejecutarse.

“Estamos estudiando todas las alternativas que nos han propuesto para poder resolver los problemas de la vía al llano. La solución definitiva, cualquiera que se tome, tomará por lo menos 18 meses”, dijo la ministra Orozco.

Agregó que algunas de las propuestas que han recibido son las de realizar la estabilización de un túnel e incluso la construcción de un viaducto.

Debido a las afectaciones que han traído las fuertes lluvias en la zona, es que la vía al llano fue cerrada a mediados de junio pasado. Semanas atrás la ministra informó que el cierre, en primera medida, sería de al menos tres meses.

“Se están mirando las soluciones a largo plazo como lo es la posible estabilización de la montaña. En el corto plazo, una vez que pase el invierno debemos retomar la conectividad de la zona para poder empezar a implementar una solución definitiva”, resaltó

Semanas atrás, Coviandes, la concesionaria de la vía Bogotá – Villavicencio, anunció que implementa un completo plan de trabajo para la atención de la emergencia de los sitios afectados por la temporada invernal y contempla, entre otros temas, el incremento de maquinaria pesada, de vehículos y de personal para el desarrollo de las actividades.

Por su parte, los ingenieros aseguran que es necesario tener calma para crear una solución que dure 70 años y no desperdiciar recursos públicos, y advierten que los diseños definitivos para resolver el problema de los derrumbes en la vía al Llano podrían demorarse hasta diciembre de 2021.

«Vamos a iniciar con unos diseños preliminares en los próximos tres a cuatro meses, seis meses después consolidamos unos diseños. Con poco más, avanzamos que nos garanticen durabilidad y al final unos diseños de ajustes finales para que la operatividad de la vía sea la mejor», dijo el presidente de la sociedad, Germán Pardo.

De acuerdo con los ingenieros, la montaña en el kilómetro 58 está llena de energía que se está liberando a través de los derrumbes.

Ese proceso pudo acelerarse por factores externos como las lluvias, las obras sobre las laderas e incluso la construcción de túneles. Sin embargo, la entidad dijo que aún no está claro un culpable definitivo del colapso de la montaña.