Recluso murió por inasistencia médica en la cárcel de Villavicencio
Recluso murió por inasistencia médica en la cárcel de Villavicencio

Como Jorge Eliecer Posada Tabares, de 51 años de edad, fue identificado el preso que murió el pasado domingo en la cárcel de Villavicencio, esta persona al parecer falleció luego que se le negara asistencia médica al interior del penal.

Primeras versiones indican que Posada Tabares presentó una crisis de salud en la mañana del domingo y fue remitido a la enfermería del centro penitetnciario, fue atendido por una enfermera quien le dio una pastilla, y al no haber médico de turno fue enviado de nuevo al Patio Santander, donde se encontraba recluido.

Horas después de ser enviado a su celda, el recluso se agravó y murió.

Según Maria del Carmen Cuartas Tabares, hermana de la víctima, Jorge Eliecer había sido diagnosticado dos meses atrás con un cuadro de gastritis crónica, debido a que no consumía los alimentos que le daban en la cárcel de villavicencio, «porque es muy mala la comida».

La familiar de la víctima indicó que el INPEC no le informó sobre el deceso de su hermano, y que la noticia le llegó a través de otro interno que la llamó para avisarle la noticia.

Además María del Carmen indicó que el INPEC entregó las pertenencias de su hermano, y le aseguraron que la institución no tienen responsabilidad en el caso.

Cuartas Tabares señaló que ahora la familia le está solicitando a las autoridades departamentales y municipales que les colaboren con el sepelio de Jorge Eliecer, ya que no cuentan con los recursos para pagar los trámites fúnebres.

María del Carmen además pidió a las autoridades esclarecer que fue lo que pasó realmente con su hermano.