Por violencia intrafamiliar judicializaron 56 maltratadores en el Meta
Por violencia intrafamiliar judicializaron 56 maltratadores en el Meta

Por solicitud de la Fiscalía fueron dictadas tres órdenes de captura, tres medidas de aseguramiento con detención preventiva en centro carcelario y una domiciliara, a hombres quienes han maltratado a sus compañeras sentimentales en hechos denunciados entre 2018 – 2019 en Villavicencio.

Ante el Juzgado Promiscuo Municipal de Miraflores – Guaviare, fueron presentados 56 hombres entre los cuales se encuentran escoltas, policías activos, militares y policías retirados, un integrante del Inpec, contadores, asesores comerciales y trabajadores de construcción.

Estas personas fueron imputados por el delito de violencia intrafamiliar en contra de sus compañeras, excompañeras sentimentales y sus madres.

Entre el 25 de febrero y el 25 de marzo 25 la Fiscalía, además de las respectivas imputaciones, realizó 56 audiencias de medidas de protección para las víctimas que incluyeron desalojos, prohibición de acercarse a la víctima, acudir a tratamiento sicológicos, vigilancia para la víctima, fijación de visita asistida a los hijos, fijación de cuota alimentaria, prohibición de enajenar bienes que puedan afectar a la víctima y la firma de compromisos de no repetición de hechos violentos en contra de la mujer.

En un solo caso la Fiscalía solicitó siete medidas de protección para la víctima y en dos procesos en los cuales los victimarios son policías activos, se les prohibió el porte de armas de fuego además de pedirse su reubicación laboral a sus superiores.

Según la investigación en cada uno de los casos, las razones de la violencia intrafamiliar radican en celos, ingesta de bebidas embriagantes y consumo de estupefacientes.

Las detenciones intramuros fueron dictadas contra John Arbey Pisco, de quien denuncia, agredía a su compañera indígena.

Las medidas cobijaron además al conductor José Heracilio Ospina Hernández quien ejercía la violencia contra sus dos mujeres.

Edelberto Millán Millán, de 60 años, también están en la mira de la justicia por maltrato contra su pareja sentimental. Esta persona había ordenado en la recepción del conjunto donde vivía, no recibir ninguna notificación de la Fiscalía, además de obligar a su esposa a desistir de las denuncias que hacía en su contra.

Con detención domiciliaria fue cobijado Jorge Alberto Sarmiento Salazar, guardia del Inpec de 43 años de edad, el cual recibió la medida en la residencia de sus padres, por su seguridad. Sarmiento deberá cumplir otras medidas de protección dictadas en favor de la víctima.

La Fiscalía señaló que en el caso de los implicados incumplan alguna de las medidas de protección ordenadas en favor de las víctimas, se ordenará la correspondiente captura para ser cobijados con medida de aseguramiento en cárcel.