Lluvias han dificultado los trabajos en el acueducto de Cumaral
Lluvias han dificultado los trabajos en el acueducto de Cumaral

Con maquinaria contratada por Edesa, y la Unidad Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres, este martes continuaban los trabajos de contención en el río Guacavía para reparar la línea de conducción del acueducto de Cumaral, que resultó averiada por las fuertes corrientes de agua en más de 150 metros.

El gerente de Edesa, Orlando Guzmán Virgüez, señaló que con el apoyo del Cuerpo de Bomberos de Cumaral se suministra el preciado líquido en escuelas, colegios y hogares comunitarios, y al tiempo desde la planta Monserrate se distribuye a la comunidad de manera restringida, a la cual llegan 40 litros por segundo.

La planta de tratamiento, ubicada en la vereda San Joaquín, tiene capacidad para tratar 70 litros por segundo, pero no está en operación porque la línea de conducción de agua potable se encuentra fuera de servicio, por causa del desbordamiento del río Guacavía.

Las lluvias en la zona no permiten que los trabajos avancen rápidamente, e incluso parte de las reparaciones adelantadas fueron nuevamente afectadas por la feroz corriente del Guacavía, que mantiene a Cumaral sin el normal suministro de agua potable.

Guzmán Virgüez dijo que, si las condiciones del tiempo lo posibilitan, la línea de conducción del acueducto de Cumaral estaría reparada y en funcionamiento para el próximo viernes 18 de mayo.