Fuertes lluvias agravaron la situación en la vía Bogotá - Villavicencio
Fuertes lluvias agravaron la situación en la vía Bogotá - Villavicencio

Las autoridades confirmaron que en la noche del domingo y la madrugada de este lunes se presentaron varios deslizamientos y caídas de árboles que agravaron la situación de la vía Bogotá – Villavicencio. También se registraron cierres en la vía antigua entre Pipiral y La Grama a la altura de Servitá.

Coviandes informó que debido a las fuertes lluvias que se registraron en el kilómetro 64+200 y caída de piedra, generaron el cierre de la vía durante toda la noche, además las autoridades confirmaron que se presentaron varias emergencias en algunas veredas de Guayabetal y municipios aledaños que requirieron el desalojo de familias y comunidad.

La vía continúa cerrada entre el peaje Naranjal y Pipiral desde las 7:00 de la noche del domingo, luego de registrarse 14 nuevos deslizamientos, caídas de árboles, desbordamientos y crecientes súbitas de quebradas que obstruyen la carretera en los K31+000, y entre el k50+000 y el k70+000.

En varios sitios fue necesario realizar la evacuación preventiva de los residentes, especialmente en el sector de Mesa Grande, en el K67+000. En el paso urbano de Puente Quetame también se presentaron algunos deslizamientos que afectaron la calzada en sentido Villavicencio – Bogotá, entre otros sectores.

La Concesionaria además confirmó el cierre de la vía antigua entre Pipiral y La Grama a la altura de Servitá por caída de material, también el acceso veredal de Mesa Grande presenta deslizamientos de lodo y piedra que afectaron la carretera.

Entre tanto, la caída de árboles y material en varios puntos de la vía agravó la situación del corredor que comunica a Bogotá con Villavicencio, por lo que las autoridades decidieron devolver hacia la capital del país los vehículos que se encontraban represados en el sector del Uval.

Coviandes señaló que por ahora no hay tiempo estimado de la apertura de la vía, y desde las 5:00 de la mañana se realiza la valoración de todos los sitios afectados y la movilización de la maquinaria para poder iniciar las labores de remoción de escombros.

Por ahora no se tiene hora establecida de apertura, pero como siempre, el compromiso del concesionario es trabajar arduamente para normalizar la movilidad en el menor tiempo posible.

Las autoridades solicitaron a los usuarios que aún no han iniciado su viaje, que se abstengan de hacerlo por ahora, mientras se logra activar nuevamente la movilidad en el corredor vial.