Autoridades esclarecen asesinato de Álvaro
Autoridades esclarecen asesinato de Álvaro "El Burro" Poveda

Las autoridades esclarecieron el asesinato en agosto del 2010, del señor Álvaro Poveda Romero, conocido como «El Burro», quien fue ultimado cuando salía de la Villa Olímpica, luego de dirigir un partido de su equipo Patinetas.

Por este homicidio fue capturado Jorge Eliecer Grajales Rentería, alias el «Costeño», de 68 años, a quien las autoridades lo señalan de hacer parte del Grupo Armado Bloque Meta.

La captura se logró en inmediaciones del barrio Villa Teresa de Acacías, luego que el jefe de la red sicarial del mencionado grupo armado, conocido con el alias de “El viejo”, revelara una serie de homicidios registrados en los municipios de Granada, San Martín, Acacías y Villavicencio.

Precisamente, uno de esos casos era el de Poveda. Según lo relató a las autoridades, alias “El costeño” habría pagado dos millones de pesos para que asesinarán a Álvaro Poveda.

De esta manera, “El viejo” dio la orden a alias “El llanero” y a alias “El boyaco” para que asesinaran a Álvaro “El burro” Poveda. Estas tres personas están actualmente privadas de la libertad y se espera la fijación de la audiencia de imputación de cargos.

Por su parte, Grajales Rentería, aceptó los cargos indilgados por la Fiscalía por el delito de Homicidio Agravado, y fue cobijado con medida de aseguramiento domiciliaria.

El proceso, que estuvo archivado durante dos años, fue llevado por la Fiscalía 107, especializada en delitos contra el crimen y llevados por el grupo especializado Grico7, de la Policía en varios departamentos de la región de la Orinoquia.

Según las hipótesis que manejan las autoridades, sobre las causas de este homicidio, es que frente a la casa de Poveda, en el barrio Villa Teresa, está ubicado un taller de mecánica de propiedad de Jorge Grajales, negocio que generó varias discusiones entre estas dos personas.

Poveda argumentaba que por ser zona residencial, en el sector no debía funcionar un taller de mecánica y que la continua entrada y salida de vehículos alteraba la tranquilidad y además pone en peligro a los niños de la zona.

Estos problemas habrían molestado al dueño del taller quien habría pagado para que mataran a Poveda.

En los próximos días se iniciará la etapa de juicio contra los acusados para determinar su responsabilidad y conocer la sentencia en caso de ser hallados responsables de cometer este asesinato.

Con información de Nuevo Milenio