Condenaron a sacerdote y seminarista violadores de niños en Villavicencio
Condenaron a sacerdote y seminarista violadores de niños en Villavicencio

Los juzgados segundo y tercero Penal del Circuito dictaron fallos en sentido condenatorios en contra de un sacerdote y un seminarista de Villavicencio, quienes habrían violado a un menor de 13 años de edad, en hechos registrados el año pasado en la capital del Meta.

Una condena de 12 años y 6 meses de cárcel le fue impuesta al seminarista Evelio Ortiz Macías, luego de firmar preacuerdo con la Fiscalía en el que aceptó los cargos que le fueron imputados como responsable de los delitos de acceso carnal abusivo con menor de 14 años agravado, hechos ocurridos en 2017 en un barrio del sur de Villavicencio.

Dentro del mismo proceso, el pasado 20 de septiembre fue condenado a 16 años y 2 meses de prisión, el sacerdote Fausto Coronel Riveros, quien no aceptó cargos.

La sentencia contra el seminarista Ortíz Macías fue proferida por el Juzgado 2o Penal del Circuito, mientras que la correspondiente al cura Coronel Riveros, la dictó el juzgado 3 Penal del Circuito, ambos de la capital del Meta.

Evelio Ortíz Macías fue detenido desde el 5 de abril pasado por orden judicial y presentado para imputación de cargos por la Fiscalía Seccional 2a adscrita al Caivas, donde inicialmente el procesado no los aceptó.

Los hechos denunciados por la víctima, de 13 años, ocurrieron a principios del mes de septiembre de 2017 cuando él fue a ver televisión en la sala donde se encontraba el seminarista, quien descansaba allí tras dictar clases de catequesis en la parroquia de un barrio del sur de Villavicencio y a las que asistían niñas del sector.

Aunque la denuncia inicialmente fue presentada contra 2 personas, hubo ruptura procesal ya que el acusado Fausto Coronel Riveros, sacerdote titular de la misma iglesia aceptó cargos desde el principio.

El Juzgado 3o Penal del Circuito dictó sentencia contra el sacerdote el pasado 20 de septiembre, imponiendo una pena privativa de la libertad por 16 años y 2 meses.

Según denuncia de la víctima, el sacerdote habría abusado del menor en varias oportunidades, antes de viajar a Roma, luego de la visita del Papa Francisco a la capital del Meta.