Adolescente confesó que violó y asesinó a niña de Mapiripán
Adolescente confesó que violó y asesinó a niña de Mapiripán

La niña, de seis años de edad, fue reportada desaparecida en zona rural de Mapiripán en la noche del viernes, y apareció sin vida en la mañana del sábado, cuando el cuerpo fue encontrado dentro de bolsas plásticas flotando en aguas del río Guaviare.

La víctima fue identificada como Erika Tatiana González, quien fue reportada por sus familiares como desaparecida sobre las 8:00 de la noche del pasado viernes, y fue encontrada muerta horas más tarde, presentaba rastros de abuso sexual y señales de tortura.

Tras el macabro hallazgo, el padre de la niña, Diego González, llevó el cuerpo de la menor hasta Villavicencio, para entregarlo en Medicina Legal y dar inicio a las denuncias tendientes a esclarecer los hechos que rodearon la muerte de su hija.

Por su parte, las autoridades confirmaron en la captura de tres sujetos, quienes fueron llevados por la fuerza pública hacia San José del Guaviare, para ser presentados ante un juez, ya que la gente intentó lincharlos. Versiones de testigos señalan que los sujetos fueron vestidos de policías, para poder ser sacados de la estación de Mapiripán.

El subcomandante de Policía Guaviare, Coronel Wilson Novoa, informó que entre los capturados hay un joven de 16 años de edad, quien confesó los hechos durante el interrogatorio que se realizó el pasado sábado 24 de noviembre.

La gobernadora Marcela Amaya lamentó y rechazó este atroz crímen que enluta a todo el Meta. y expresó “no podemos aceptar que esto esté sucediendo, no podemos seguir admitiendo que las mujeres seamos violentadas”.

La mandataria de los metenses agregó “nos duele en el alma que sean nuestras niñas las que tengan que sufrir estos hechos, víctima de estos degenerados y vamos a acompañar a esta familia para que todo el peso de la ley caiga contra los responsables que cometieron estos delito”.

Entre tanto, el personero de Mapiripán, Alejandro Góngora, indicó se está coordinando con la Policía y el Ejército para que se garantice la tranquilidad en el pueblo, donde sus habitantes querrían hacer justicia por su propia mano.