Serían 312 los contagios de COVID-19 en la Cárcel de Villavicencio
Serían 312 los contagios de COVID-19 en la Cárcel de Villavicencio

El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario – INPEC, confirmó en las últimas horas que ascendió a 312 el número de contagios de COVID-19 en la Cárcel de Villavicencio.

En el penal de Villavicencio hay un total, hasta la fecha, de 270 internos y 42 funcionarios del INPEC que han arrojado positivo para coronavirus.

Este martes el Ministerio de Salud confirmó 107 nuevos casos de coronavirus, 106 de los cuales corresponden a la Cárcel de Villavicencio.

El Gobernador Juan Guillermo Zuluaga aseguró que el 80 % de los casos de coronavirus en el Meta se encuentran en la cárcel de Villavicencio.

Con el fin de conocer la cifra exacta de contagiados, se inició el proceso de realizar pruebas a todos los reclusos y personas que trabajan en la prisión.

«Las pruebas van a ser tomadas a la totalidad de la cárcel, no solo a los internos, sino también a todo el personal de custodia y al personal administrativo del Inpec», puntualizó el gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga.

Por su parte, el director del INPEC, general Norberto Mujica aseguró que “Estamos logrando que a toda la población se le practique la prueba, esto nos permitirá clasificar mejor cúal es la situación que realmente tenemos en la cárcel de acuerdo a los resultados”.

El oficial explicó que luego de tener los resultados, las personas que den positivas y no presenten síntomas serán aisladas en un lugar especial para evitar más contagios.

“Podemos brindarle tranquilidad al pueblo del Meta, que no van a tener a ninguna persona contaminada andando por las calles del departamento. Toda persona que salga del establecimiento deberá hacerlo con la prueba negativa y eso garantiza que podamos controlar el círculo de contagio en la cárcel”, dijo Mujica.

Recientemente, las directivas de la cárcel recibieron una orden del juez tercero de familia de Villavicencio para que en un término de doce días dispongan un sitio seguro para alojar a los internos mayores de 60 años, teniendo en cuenta que en esta cárcel se han incrementado los contagios por COVID-19.

La penitenciaría de la capital del Meta permanece en huelga de hambre, precisamente, en protesta por las condiciones de salud del centro de reclusión, que tiene 1.738 reclusos y un hacinamiento del 100%.