Preparan decreto para evitar desórdenes durante el paro del 21 de noviembre
Preparan decreto para evitar desórdenes durante el paro del 21 de noviembre

El Gobierno Nacional prepara un decreto que faculta a los alcaldes y gobernadores a adoptar medidas extraordinarias de seguridad para prevenir alteraciones del orden público durante el paro del 21 de noviembre por las centrales obreras y otras organizaciones sindicales, incluido el magisterio.

Con la norma, los alcaldes podrán dictar medidas sobre movilidad, entre ellas la prohibición de transporte de cilindros de gas, lo mismo que restricción al porte de armas, imponer la ley seca e incluso el toque de queda cuando las circunstancias lo ameriten, tras el análisis previo que se haga con las Fuerzas Militares y la Policía, indicó la Ministra del Interior Nancy Patricia Gutierrez.

«Cada alcalde, de acuerdo con los riesgos que se evalúen en su ciudad, podría ordenar toque de queda; pero esa evaluación la tendrá que hacer el alcalde respectivo», advirtió Gutiérrez.

Y reiteró que el Gobierno garantiza la seguridad y la protección de los ciudadanos en las movilizaciones del próximo jueves.

Anunció que para controlar toda la situación, por las concentraciones y movilizaciones programadas para el jueves, se instaló un Puesto de Mando Unificado a nivel nacional, junto con la Policia y las Fuerzas Militares.

Añadió que en cabeza del Presidente Ivan Duque se han revisado los riesgos de la convocatoria del paro y al efecto se habló con los gobernadores para tomar medidas de seguridad.

Al igual que el jefe del Estado, la ministra del Interior insistió en que son falsas las motivaciones del paro. Reafirmó que no es cierto que se esté impulsando ante el Congreso una reforma laboral y pensional, o que pretenda aumentar la edad de jubilación, los aportes de los trabajadores para acceder a la jubilación, una reducción del salario mínimo o autorizar a que los jóvenes reciban una remuneración por debajo de la estipulada por la ley.

Por su parte, el presidente Iván Duque reafirmó que respeta la protesta social pacífica, que es un derecho de los colombianos y que es deber del Estado garantizarla, pero no se admitirá la violencia y el vandalismo.

Aunque para las centrales obreras el motivo del paro de 24 horas de este jueves 21 de noviembre es la reforma salarial, laboral y pensional –que el mismo mandatario ha desmentido– otros sectores le agregan otros móviles.

Este es el caso del magisterio nacional agrupado en Fecode, que reseña la siguientes causas:

«Nos movilizamos por:

– La defensa de la vida, la paz y la democracia.

– El derecho a la salud con dignidad para el magisterio y sus familias.

– El fortalecimiento y defensa del Fondo Nacional de Prestaciones Sociales del Magisterio –FOMAG-.

– La conquista de la reforma Constitucional al S.G.P. con el propósito de garantizar los recursos crecientes para salud, agua potable, saneamiento básico y educación de los colombianos.

– El cumplimiento, desarrollo y materialización de los acuerdos

firmados con el Gobierno Nacional.

De igual forma:

– Contra la represión y la criminalización de la protesta social.

– Contra el asesinato de líderes sociales, populares y ambientales.

– Contra la arremetida contenida en los proyectos de reforma tributaria, salarial, laboral y pensional, que el gobierno del presidente Iván Duque y su partido, presentarán al Congreso para aprobación e implementación.

Fecode orienta a participar de manera disciplinada, activa, decidida, creativamente y en paz, en el paro a llevarse a cabo en todo el país.